3 maneras de impulsar las ventas en el sector ganadero


15 de Octubre, 2021

El veterinario como pilar fundamental de la comunicación y de la mejor experiencia del cliente.

Una de las preocupaciones principales en cualquier empresa es la necesidad de incrementar ingresos mientras se minimizan los recursos que se consumen. Es decir, un mayor rendimiento de los medios de los que se disponen para alcanzar un fin común a todas las empresas, aumentar los beneficios. Esta estrategia que forma parte del ADN de todos los empresarios se ve más complicada que habitualmente debido al mayor enemigo de las empresas, la incertidumbre económica y social ante una situación sin precedentes. 

Sin duda, la situación se torna compleja cuando se unen estos factores, pero existen herramientas y estrategias que pueden contribuir a una significativa mejora en cuanto al crecimiento de los beneficios de una empresa, incluso en momentos tan críticos como los actuales. 

Es por ello por lo que ha llegado el momento de implementar herramientas que favorezcan una mayor focalización y, por lo tanto, una menor dispersión de esfuerzos. A continuación, describimos varias estrategias que pueden favorecer a las estructuras empresariales durante épocas de grandes cambios.  

1. Más vale pájaro en mano que cientos volando.

La idea principal se centra en focalizar los esfuerzos para mejorar el rendimiento. Es por eso que el primer paso a abordar es el de analizar nuestra cartera de clientes de manera integral. Podemos analizar en base a dos criterios fundamentales: potencial de ventas futuras y ventas actuales. 

La idea es centrarse en aquellos clientes que hayan sido más estables en cuanto a ingresos y aquellos con un mayor potencial de cara al futuro. Dejaríamos en un segundo plano, de esta manera, aquellos clientes cuyo número de ventas se ha visto mermado o aquellos que consumirían demasiados medios como para aumentar la rentabilidad de la empresa (marketing, servicios técnicos, nurturing…)

Por último, de las cuentas que hemos elegido como aquellas de mayor rentabilidad, diseñaremos un plan estratégico acorde y personalizado a cada una de ellas.

El plan no hace falta que sea íntegramente innovador, sino que se debe añadir las cuentas generales, nuevos planes y nuevas vías de negocio asociadas a las actuales (dar mejor servicio, personalización de catálogos y procesos, automatización de las comunicaciones y notificaciones burocráticas…) y las metas que se quieren alcanzar. 

Se pueden utilizar herramientas de soporte para comunicar dichas estrategias y organizar la información de forma que exista una comunicación transversal a todos los niveles, así como control acerca de los pasos que se están llevando a cabo. La comunicación y la coordinación entre equipos deriva en una mayor eficiencia comercial y empresarial y por lo tanto una mayor rentabilidad de la empresa. 

“La comunicación y la coordinación entre equipos deriva en una mayor eficiencia comercial y empresarial y por lo tanto una mayor rentabilidad de la empresa”. 

2. Mejora de procesos de venta y herramientas de gestión.

Unido al punto anterior, para poder implementar una buena estrategia a todos los niveles lo primero que es necesario es la comunicación. Sin una comunicación rápida, eficaz y eficiente cualquier acción estratégica comercial o mejora en el proceso que se desee llevar a cabo supondrán una disminución del desempeño comercial.

Es por esto que debemos dilucidar el valor de cada una de las herramientas y estrategias previamente utilizadas en el departamento comercial y calcular el impacto que generan en la empresa. 

Definir una estrategia comercial y asociarla a indicadores de éxito que nos permitan evaluar si están generando el retorno esperado, es crítico para tomar decisiones que permitan aumentar la ventaja competitiva y posicionar tu marca frente a la competencia. 

Por ejemplo, los clientes que actualmente se encuentran operativos en afeedme, tienen integrados en la plataforma todos y cada uno de los pasos necesarios en el proceso de venta. Es por esto por lo que cada vez que existe un cambio, en cualquiera de las situaciones en las que se encuentre el pedido, existe una comunicación transversal que alcanza a todas las partes involucradas en la venta. De esta manera han experimentado una mejora sustancial en la coordinación del equipo que ha derivado en un aumento del rendimiento y una mejora en las relaciones comerciales. 

El siguiente paso sería la eliminación y en caso de que no sea posible la automatización de todas aquellas acciones que aportan menor valor o consumen los recursos críticos encargados de obtener el éxito de la estrategia marcada. 

“Sin una comunicación rápida, eficaz y eficiente cualquier acción estratégica comercial o mejora en el proceso que se desee llevar a cabo supondrán una disminución del desempeño comercial”.

3. Más seguridad, menos peligro.

Cada una de las decisiones tomadas debe ser, desde un punto de vista estratégico, rentable para la empresa, cualquier mínimo error no tiene cabida en la situación actual por lo que apenas existe margen para no tomar las decisiones acertadas. Para ello, lo que se debe realizar es un estudio de los distintos ámbitos de empresa con mayor riesgo

En primer lugar, hay que tener en cuenta nuestro propio grupo de trabajadores, en las situaciones críticas es muy posible que el talento sea una de tus ventajas competitivas que puede ser eliminada por la competencia. La selección y retención de los técnicos comerciales que se responsabilizan de entregar el valor al cliente es, sin duda, uno de los puntos críticos en el que debemos focalizarnos si queremos tener resultados sostenibles a largo plazo.

En segundo lugar, debemos tener en cuenta la reacción del cliente a las acciones realizadas mediante el análisis de resultados de la primera fase. La observación y análisis de estos pueden dilucidar cuáles serán sus próximos pasos, ayudando a predecir sus comportamientos. No debemos permitirnos una disminución de interés por parte del cliente, así como errores fácilmente solventables. 

La percepción de nuestra empresa es otro factor de riesgo que debe estar en nuestro punto de mira. Una disminución de la reputación, en una situación económica tan crítica, podría suponer una disminución de ingresos notoria y una migración de la cartera de clientes a la competencia. Debemos tener en cuenta, de la misma manera, la reputación interna de la cultura empresarial, un equipo motivado y con un objetivo claro y común generará a largo plazo mayores beneficios, al poder trasladar de forma más solvente los valores y la propuesta de valor de la empresa.

En conclusión…

Un plan estratégico centrado en la experiencia del cliente con la empresa requiere de determinación y perseverancia por parte de todo el equipo para cumplir pulcramente con las expectativas del cliente. Apoyarse en herramientas digitales que eliminen la carga administrativa y garanticen la coordinación permite a las empresas focalizar sus recursos en las actividades de mayor rentabilidad y en consecuencia obtener la máxima rentabilidad. 

En el sector ganadero, afeedme ha revolucionado en semanas la relación entre proveedores y clientes, favoreciendo una comunicación transversal y automática que evita errores y permite aportar soluciones en tiempo real. Afeedme  favorece que el foco del equipo esté en la experiencia del cliente, es decir, en las tareas que permiten diferenciar a tu empresa de la competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *